APORTES 

 

 

A DIEZ AÑOS DE LA SANCION DE LA LEY FEDERAL DE DUCACION:

JORNADAS DE ANALISIS Y DEBATE SOBRE EL ESTADO

ACTUAL DEL SISTEMA EDUCATIVO NACIONAL

 

 

DOCUMENTO DE TRABAJO

 

Tema : 

Comunidad  educativa y participación  (Título VII de la Ley 24.195)

Título :

El problema de la Comunidad educativa en zonas carenciadas.

Este documento consta de : Primera parte:  Cuerpo principal.

         Segunda parte: Anexos (I, II, III).

Autor:

Datos personales:

 

Apellido y nombre:                 SANTANGELO Marina

·

       Institución de pertenencia:

    

 Laboral:                                    EGB 32 - Villa Corina - Avellaneda - Bs.As.

                                                   EGB 33 - Dock Sud - Avellaneda - Bs.As.

                                                            EGB 13 - Avellaneda - Bs.As.

Estudio:                                   Universidad Nacional de Quilmes - Bs.As.

Domicilio:                               Gral. Deheza 801 - Sarandí -Avellaneda

Correo electrónico:                mesantan5@hotmail.com

                                              msantangelo2@cvq.edu.ar

Teléfono:                           4227-3179

 

a- Tema: 

Comunidad educativa y participación. (Título VII de la Ley 24.195)

b- Título: 

El problema de la comunidad educativa en zonas carenciadas.

 

PRIMERA PARTE

c- Resumen:

Podemos observar que en la sociedad actual la comunidad educativa no cumple con los criterios y prácticas inicialmente establecidas en la Ley Federal de Educación. Esto se debe a que los actores que participan de ella han sufrido cambios a lo largo de los últimos años, generando un quiebre en las instituciones, tanto la familiar como la escolar, originada en la desfragmentación de cada una de ellas.

Por un lado, la familia como referente primario de afectos, valores, solidaridad, protección hacia el niño, se ha desmoronado ante la indiferencia social y estatal, y ante la imposibilidad de cubrir sus necesidades básicas. Por otro,  la escuela, donde sus funciones y obligaciones han variado notablemente; donde las injusticias están a la orden del día, debiendo recurrir a la complicidad como forma de conservar el empleo.

Integrarlas en las condiciones actuales es una tarea imposible de alcanzar, ya que cualquier conflicto en alguna de ellas, genera un desentendimiento de la otra, perjudicando y descuidando el motivo esencial de la participación: que el niño reciba una educación para su desarrollo mental, físico, personal y social por medio de acciones coordinadas entre ambas instituciones.

Es de fundamental importancia reconstruir esa unidad escolar perdida, a través de hechos concretos y efectivos, para consolidar "...todo aquello que haga al apoyo y mejoramiento de la calidad de la educación...", según determina la Ley, y sin lugar a dudas, para el bienestar del alumno, la familia y la paz social.

d- Diagnóstico general del sistema y contextualización histórica, social, política.

 

En la etapa actual, las nuevas formas de sociabilizarse demandan capacidades no exclusivas ni exactamente técnicas: el trabajo en equipo, la comprensión de técnicas y metodologías ajenas a nuestra formación básica,  etc. La educación está requiriendo, además de cualificación tecnológica, nuevas maneras de trabajar, visiones más amplias y compartidas.

El empuje incesante de la competencia y la necesidad de ser eficientes, ha generado una serie de efectos significativos y penosas consecuencias. Al advertir que el crecimiento económico depende de la inversión en investigación y posterior desarrollo de nuevas tecnologías, la actitud economista fue cambiando de manera gradual. Por ello  fueron abandonando la antigua forma de producción por la nueva tecnología como fuente de mayor productividad de recursos, descuidando las necesidades básicas del ciudadano.

Esto pone en evidencia a los sectores más necesitados que son, precisamente, los más afectados por estos grandes cambios tecnológicos y estas modificaciones en el campo laboral.

Esta situación ha llevado a la disolución de los vínculos estables, y ha convertido al individuo en enemigo del ciudadano, haciendo imposible la constitución de una identidad personal o social, mucho menos, nacional.

Nos encontramos frente a una etapa en la que se da mayor prioridad al plano económico que a sus principios  morales, humanos y solidarios, etapa denominada de "economocentrismo", según Julio Labaké. Una etapa de desocupación creciente, constructora de sentimientos de inseguridad, incertidumbre, desprotección, abandono.

El repudio generalizado a este tipo de políticas, por la mayor parte de la sociedad, demuestra el creciente consenso de promover acciones que recen integración, solidaridad y paz entre los países, situación que se les vuelve en contra y que exige otro tipo de compromiso desde las políticas públicas.

Dar prioridad a una planificación democrática, desplazando la planificación autoritaria de las grandes corporaciones, es parte de las políticas que se deberán aplicar para rescatar la sociedad e impulsarla al desarrollo individual, nacional y global. Una economía mixta donde el pluralismo político integral (económico, cultural, y político) sea el indicio de una democracia participativa, más que formal.

Ante este panorama atormentador y caótico creado alrededor de gigantescas compañías, asoma una pequeña luz de cambio puesta al servicio de las necesidades comunitarias e individuales, donde asociaciones alternativas ponen a disposición los conocimientos tecnológicos o técnicos para intentar colaborar con quienes más lo  necesitan. Como una especie de "Ave Fénix"  surgiendo de las cenizas  que dejaron  quienes dieron prioridad a su ambición y egoísmo desenfrenado, avasallando el derecho de la gente sin tener otra posibilidad que adaptarse a la inevitable marcha del progreso, a la concentración de capital en unos pocos.

El objetivo de los investigadores debe dar prioridad a la búsqueda de respuestas que colaboren a mejorar las relaciones interpersonales, para favorecer la reconstrucción del tejido social. Es decir, poner al servicio del hombre la ciencia, advirtiendo que se ha alcanzado un grado tal de información y de conocimiento que es preciso saber qué transformaciones se deberán priorizar para satisfacer las necesidades humanas.

Para el científico social el intentar desarrollar teorías para luego aplicar una innovación científica tecnológica, acorde a las necesidades de una sociedad determinada, implica recopilar e investigar datos empíricos que expliquen el comportamiento del hombre en esa sociedad, teniendo en cuenta la multidimensionalidad de hombre y la complejidad de la sociedad. Dentro de esta investigación se hallan incluidas, también, las instituciones como principal objeto de estudio, ya que son determinantes de las conductas económica individual y del grupo. De no ser así, se puede caer en el error de desconocer los diferentes sistemas que componen la sociedad y de aplicar políticas de acción social erróneas.

Se ha creado una ruptura en la conducta humana, desviada por la ambición y enceguecida por el dinero y placer. Solo aquellos que puedan renunciar a la hipocresía podrán seguir aplicando la ciencia básica para brindar beneficios y al servicio de la sociedad de iguales, cultivando los valores éticos y morales, sin distinción de credos.

Mancomunados es la única forma de salir de la opresión capitalista que ejercen los grupos dominantes, y es un hecho que la predisposición existe y puede doblegar las fuerzas que tratan de impedir nuestro desarrollo.

Para ello se requiere una importante fortaleza, de todos los sectores, encaminados hacia un mismo fin, aplicando políticas proteccionistas que avalen proyectos eficaces y efectivos, relevantes para satisfacer  las necesidades en cada ámbito, y un control eficiente de que se concreten.

 

e- Diagnóstico específico del tema elegido.

 

Surge la necesidad de observar las carencias, características y situación en cada región escolar, y de esa forma comprender y generar recursos eficientes acordes a cada comunidad.

Quienes lleven a cabo esa tarea de transformación deben tener una preparación integral, experiencias, conocimientos, aprendizaje, y, a su vez, tener acceso directo a la población.

La escuela es una de las instituciones adecuadas para ello ya que es el vínculo entre el Estado y la sociedad, porque en ella, la formación del ciudadano se practica y proyecta cada día, y porque logra contactarse con la realidad y necesidades de la población.

El contínuo "amiguismo político" arraigado en las instituciones ha llegado a trastocar posiciones tan importantes como la educativa, generando un desgranamiento desde sus cúpulas a sus bases. Un desgaste generado por el descreimiento y la falta de compromiso hacia los que menos posibilidades tienen, amen que sobre su sufrimiento se construya el placer de otros.

Deseamos una mejor educación, porque hay un compromiso moral con nuestra gente y con nuestro país, y a través de la escuela es una forma de alcanzarlas.

Los intentos por contener el derrumbe han llevado a aplicar políticas de asistencialismo, que degradan al hombre: fomentan la dependencia del comedor escolar y de la beca estudiantil, y a que la sociedad exija a la escuela que cubra sus necesidades básicas como una obligación.

Entonces, debemos detenernos y observar: el mejoramiento de la calidad y equidad educativa no pasa sólo por la comunidad educativa y la participación.

Sí podemos intentar reconstruirlo, pero además hay una serie de factores exógenos responsables de ello.

La familia ha sido desintegrada: la desvalorización del hombre común y sus derechos, la injusticia, la mentira, la humillación, han conformado un nuevo ser, un ser individual, egoísta, y ha generado en los más necesitados el "sálvese quien pueda", destruyendo todos sus bienes más preciados, su familia, sus valores, despreciando sus propios hijos.

La escuela ha pasado a ser un lugar de contención de esos hijos, donde se los alimenta, se los viste, se los contiene, se les da afecto, se los educa, se les provee de materiales, etc., pero también donde se combate la incredulidad, la droga, el alcohol, la falta de expectativas.

La situación económica, de inseguridad y violencia que se viven en la actualidad, ha llevado a que la relación entre ambas se diluya aún más, manteniendo un control estricto del ingreso de los padres al establecimiento, anulando toda forma de participación de las familias en la escuela, y pasando a convertirse en una institución "prohibida" para el aporte de los padres, en la que pueden permanecer presentes un mínimo tiempo y en la que se manejan ciertos códigos internos que rechazan todo forma de integración.

Es necesario un cambio porque en estas condiciones es imposible la viabilidad de una comunidad educativa, ya que la violencia contenida, provoca choques entre ambas instituciones en forma permanente. 

Por todo esto, podemos decir entonces que dependiendo del tipo de Políticas Públicas que el Estado vigente  lleve a cabo, será el destino de la gestión educativa que se emprenda, y de la integración del niño, la familia y la escuela.

 

f- Propuesta de modificación o complementación normativa.

 

La base del sistema educativo lo constituye la comunidad educativa, y frente a la situación actual es necesario llevar adelante diferentes acciones que logren su integración.

La Escuela debe colaborar en esta gestión a través de la recuperación de los valores, la confianza, del respeto, la autoestima;  de no reproducir desigualdades ni asociarse a ninguna forma de exclusión.

A pesar de la situación conflictiva presente, la sociedad confía en ella porque allí encuentra la esperanza de un futuro mejor para sus hijos. Para que continúe confiando y para recuperar la armonía perdida, es necesario respetar los diferentes artículos que figuran en el capítulo II de la Ley (Del sistema educativo nacional).

La Escuela ha perdido todas esas obligaciones para con el ciudadano porque las necesidades son mayores debido a la gravedad de la situación nacional.

Si realmente aspiramos a brindar calidad educativa, la institución educativa está para ello. Las demás obligaciones que le han sido agregadas deberán ser reintegradas a su lugar original. Pero es necesario coordinar provisoriamente acciones que permitan encaminar  ese fin.

Los objetivos que deben plantearse para lograr la integración de la comunidad educativa, en este nuevo panorama social son:

1.      Recuperación de la familia y su entorno, y asegurarle la reinserción social. (ANEXO I)

2.      Reinstalar al niño en la familia, ocupando su rol de hijo.

3.      Conformación de comunidades solidarias que colaboren con ambas instituciones.(ANEXO II)

4.      Devolverle a la Escuela su rol específico. (ANEXO III)

5.      Coordinar acciones para encaminar la integración.

 

Es necesaria la recuperación familiar para devolverle al niño su lugar primario, de origen y desarrollo, donde se transmitan sus valores, la herencia familiar, la solidaridad entre sus integrantes.

Es de fundamental importancia escuchar las necesidades básicas del ciudadano, porque solidaridad no es dar lo que yo creo conveniente para el otro, ni dar lo que no me sirve, sino dar lo que realmente el otro necesita.

Dedicadas a esa reconstrucción existen propuestas que han surgido de diferentes comunidades, con el fin de resignificar el rol del niño en su seno familiar.

En un marco de comprensión y solidaridad y ayuda mutua, estas nuevas instituciones han logrado a través de un intenso y perseverante trabajo de campo, acordar cuales son las variables en juego, y comprometerse a mejorarlas.

Ha sido una labor muy compleja, pero con resultados positivos, que han logrado:

¨      Recuperar e insertar a la familia en la sociedad por medio de reuniones permanentes con educadores, profesionales de la salud y padres, donde, por medio del diálogo, se detectaron las fallas, se aceptaron y luego, hubo un compromiso para cambiarlas.

¨      Generar microemprendimientos, desarrollando mecanismos de cooperación y autoestima en los grupos, con un continuo asesoramiento técnico.

¨      Deslindar de responsabilidad laboral al niño para que pueda concentrarse en sus estudios y dedicarse a sus actividades, de acuerdo a la edad.

¨      Recuperación de los valores dentro y fuera de la familia, con ayuda profesional, que puedan garantizar un cambio a las diferentes demandas de las instituciones.

¨      Atención médica para controlar y detectar los casos de enfermedades y desnutrición, en niños, adolescentes y adultos.

¨      Promover la actividad física y recreativa.

¨      Revalorar la educación como alternativa de crecimiento de los adultos, y generar un proyecto de mejor calidad de vida.

¨      Proveerlos de las necesidades básicas a través de gestiones con organismos provinciales.

De esta forma, la Escuela tendrá mayores posibilidades de recuperar su lugar en la sociedad.

Es cierto que hay una reducida carga horaria, en comparación con otros países, pero si ese tiempo se utiliza apropiadamente y con una cantidad de alumnos que no superen los veinticinco por aula, es seguro que el progreso será relevante.

A su vez, para alcanzar los fines propuestos, la Escuela debe complementarse con otras actividades que, a lo largo de los años, han caducado:

·        Visita a los diferentes organismos gubernamentales, museos, visitas guiadas, etc.

·        Asistencia a eventos, participación  en concursos a nivel regional.

·        Recreación cultural: asistir a obras de teatro, cines, Ferias del libro, otras.

Todo ello forma parte de nuestra cultura, que debe asegurar la Escuela para un mejor desarrollo intelectual. Y quienes no tienen medios propios para hacerlo, deben tener el acceso asegurado para alcanzar la equidad que tanto perseguimos.

Mi total repudio a este tipo de políticas que ha colaborado a la destrucción del núcleo familiar. Tal vez por desconocimiento, por falta de asesoramiento, pero es urgente revertir esta situación a través de la construcción de comunidades solidarias que, en relación con la Escuela, fomenten la integración familiar para devolverle al niño su bien mas preciado, y entonces si podremos hablar de COMUNIDAD EDUCATIVA y PARTICIPACION.

Es una propuesta provisoria que posibilitará mantener resueltas algunas situaciones conflictivas actuales, de recuperación del lugar en la familia, mientras que el Estado resuelve cómo generar políticas de trabajo para la inserción de los desocupados.

Una vez restablecidas las instituciones integrantes (familia-escuela), entonces sí podremos encaminar propuestas coordinadas entre ambas.

Una vez reconstruida la sociedad civil desde lo político,  el  hombre se sentirá reconsiderado en la sociedad a la que pertenece. Se le debe enseñar de nuevo a formar su propia identidad, porque ha perdido su autoestima, su amor por la vida.

Debemos reconstruir ese ser humano, respetando sus valores básicos, propios de la condición humana, porque a través de ellos podrá generar un compromiso con el otro,  con su familia, con la comunidad.

En base a este pequeño aporte podrá tenerse en cuenta la organización y gestión de la unidad escolar, para que sirva de apoyo  para una mejor calidad educativa , una mejor relación y aporte de los que intervienen en ella, a través del diálogo y la acción comunitaria.

 

 

 

 

 

 

SEGUNDA PARTE  - ANEXOS

Ø      (ANEXO I)

El rol de cada integrante de la familia ha variado radicalmente. En las zonas carenciadas, el trabajo del menor se convirtió en la única forma de ingreso económico. Dada la imposibilidad de cubrir esa necesidad por parte de los padres, los niños han pasado a ser los responsables del sostén familiar, y por ello, quienes tienen la autoridad en el hogar. Han sido obligados a abandonar su niñez por trabajo, y a asumir la responsabilidad del adulto.

Tanto dentro como fuera de su ambiente familiar, los adolescentes son quienes ponen  las reglas, horarios, desconocen la autoridad de sus padres y demás adultos que representan la autoridad, y se revelan contra ella. Esto  se traslada a la escuela y por ello la mayoría no reconoce autoridades porque se sienten autosuficientes.

La rebeldía hacia quienes no respetamos sus derechos, hace que el ser adulto no represente un proyecto de vida, y por ello la desprecian. En su doble identidad niño / adulto, juegan con sus vidas, nada tiene valor para ellos y la desprecian. Por eso aumentan los casos de drogadicción, alcoholismo, y, en casos extremos, el suicidio en adolescentes.

Los niveles de deserción escolar cada vez son mayores, y recae sobre el docente la responsabilidad de contemplar y dar soluciones a ello. La presión ejercida por las autoridades exigen que el nivel educativo debe ser cada vez mejor. Los alumnos son promovidos año a año, sin tener los mínimos aprendizajes básicos. La extensión de la etapa primaria a nueve años de EGB, en provincia de Bs.As., hace que el abandono se postergue, pero que los conocimientos se reduzcan.

Las personas han potenciado su energía hacia la lucha individual y han acumulado odios y rencores, porque no forman parte del proyecto nacional, porque son un gasto, una pérdida económica.

Ø      (ANEXO II)

Estas comunidades solidarias, independientes de la institución escolar, deben organizar todas las funciones solidarias que cumple actualmente la Escuela, pero con ampliación a familia: generar fuentes de trabajo a través de pequeños proyectos, entrega de ropa y zapatillas, abastecimiento de medicamentos, comedor familiar, orientación para la asistencia psicológica y médica, y todo aquello relacionado a las carencias del ciudadano y familia.

Diversos Programas de acción en zonas carenciadas, en curso actualmente, puede servir de ejemplo para la organización en las diferentes comunidades que así lo necesiten:

 

·        Programa 1: Apoyo a operadores de las organizaciones zonales en su compromiso con los Derechos del Niño, Adolescente y su Familia.

ü      Rastreo de recursos:

Convenios interinstitucionales.

Articulación de actividades y servicios.

Proyectos zonales de optimización de los servicios existentes.

ü      Proyecto Educativo Zonal:

Reclamos de restitución de derechos  amenazados o vulnerados.

 

·        Programa 2: Asistencia directa y monitoreo de situaciones individuales de violación de derechos.

ü      Asambleas de grupo familiar

Acuerdos interinstitucionales.

ü      Asesoramiento legal

Asistencia y servicios profesionales al niño, joven y a la familia.

Seguimiento y  monitoreo de procesos.

·        Programa 3: Promoción de grupos de autogestión y capacitación.

ü      Escuela para padres

ü      Microemprendimientos.

Grupo de familiares y amigos con necesidades especiales.

ü      Formación de Promotores Comunitarios de Derechos.

Grupo de familiares de niños y jóvenes con adicciones.

ü      Centro Cultural : Grupo de Jóvenes y Adolescentes

 

Estos Programas se llevan adelante bajo la supervisión y colaboración de Profesionales, que sin tener experiencia previa, se han dedicado a cumplir con su objetivo, y han hecho una tarea que no puede despreciarse.

Otros organismos pueden colaborar sobre  temas de desnutrición y alimentación de los niños y adultos. Organismos como Nutrar ponen en conocimiento periódicamente, información sobre diferentes casos y la ponen a disposición de todo aquel que desea suscribirse; promueven cursos y seminarios para especialistas en el tema. De acuerdo a los contactos que poseen y conocimientos que puedan ofrecer, sería conveniente pedir asistencia para reunir información apropiada, para realizar gestiones eficientes y eficaces

Porque es relevante a los fines propuestos de la problemática actual, debe ser tenida en cuenta por el Estado.

Esta alternativa permitirá a la Escuela poder encaminarse en su función real y concreta.

También colaborará en la consolidación de los miembros de la familia, la comunidad y la sociedad.

 

(ANEXO III)

La Escuela no debe alimentar ni vestir a los niños. A través de los comedores escolares los niños han padecido el alejamiento de sus familias: "quienes van a la Escuela podrán alimentarse, quienes no concurran a la Escuela no podrán hacerlo". Es así como reciben  de ellas ropa y alimentos para hermanos y familia, llegando a convertirse en lugar de venta de productos y servicios.

La  Escuela debe preocuparse por planificar, buscar los métodos adecuados a cada grupo, evaluar las mejores prácticas del y para el  niño, favorecer su desarrollo individual, social y personal, que aprendan hábitos de higiene, a cuidar su cuerpo, tanto físico como mental, de preservar su salud, a respetar derechos y obligaciones, a valorar su autoestima.

Es necesario que las escuelas cuenten con un servicio de emergencia, ya que "accidentes" en el interior o en las cercanías de la misma no pueden ser atendidos con la urgencia que necesitan, complicando su recuperación. Anteriormente, éste servicio era cubierto por la cooperadora de la institución, pero actualmente, esa costumbre ha quedado en desuso por la imposibilidad de recaudar fondos.

Es por ello que para solventar los gastos de los paseos, actividades culturales extraescolares, etc., puede plantearse, oficialmente, a las empresas de transporte la posibilidad de designar unidades que queden a disposición de los establecimientos educativos a fin de colaborar en este emprendimiento.

Todo ello y mucho más mejoraría el nivel de aprendizaje y la relación, entre las instituciones y el fortalecimiento de la comunidad educativa.

La Escuela debe generar  todo aquello que favorezca el desarrollo integral del individuo, tanto psíquico como físico, para una socialización adecuada, con capacidad de elegir lo que crea conveniente a su bienestar y a su entorno.